Publicación revista «Hola Mamá»

APRENDEMOS A SER FELICES!
Una enseñanza de calidad es aquella que cumple unos objetivos y donde los alumnos obtienen todas las competencias previstas. Y en nuestra etapa no hay mejor manera de lograrlo que creando niños felices. Para ello debemos de partir de sus intereses y de lo que quieren saber en cada momento, haciendo niños curiosos, activos y participativos en su aprendizaje.
Los maestros de educación infantil tenemos un papel muy importante dentro de esta enseñanza, debemos saber como guiar ese aprendizaje y, por supuesto, dar respuesta a todas sus inquietudes. Nos referimos al trabajo por proyectos.
Los proyectos son investigaciones realizadas con los niños en el aula y que suelen surgir con cualquier acontecimiento casual, con una experiencia provocada por el profesor, un centro de interés que afecta a la vida del colegio, una idea de un niño, un problema, un acontecimiento con repercusión en la clase, una iniciativa, una visita, la entrada de un animal en la clase, etc. Los proyectos no tienen una duración preestablecida, pueden durar varios días, una o dos semanas e incluso extenderse durante dos meses.
Trabajar por proyectos ofrece muchas posibilidades. Los alumnos aprenden investigando, experimentando y viviendo cada uno de los procesos de enseñanza-aprendizaje, además de contar con el extra indispensable de nacer de sus propios intereses e inquietudes. Es necesario un gran trabajo de elaboración, preparación de materiales y recursos y, como no, de evaluación. A través de una base podemos trabajar todas las áreas curriculares mientras los alumnos están disfrutando. También se favorecen las relaciones sociales y, con ellas, normas sociales de convivencia y valores tan importantes como la cooperación y el respeto.
A continuación mostramos varias razones por las que el método de proyectos puede ser una propuesta interesante en esta etapa:
– Parte de una situación que ocurre en clase
– Como cada alumno es diferente y tiene intereses diferentes, el proyecto se adapta a los intereses de cada uno.
– Es globalizador, ya que a través de un mismo tema, se aprenden canciones, se leen cuentos, se hacen murales, se realizan juegos, bailes, rincones…
– El aprendizaje es significativo, ya que parte de cosas que observan, relacionando la información nueva con la que ya poseen.
– Favorece la unión familia-escuela, algo fundamental en esta etapa. Las familias traen el material e información y se implican activamente en la labor educativa.
– Los alumnos observan, tocan, exploran, huelen, experimentan… por lo que se convierten en pequeños “investigadores”. Se convierten en constructores de aprendizaje.
– Se van aprendiendo valores.
– Favorece el desarrollo del lenguaje.
– Son participes del proyecto en común de todo el grupo.
– El maestro da un papel mas participativo al alumno.
Además, esta propuesta educativa nos ayuda en nuestro día a día, fomenta un aprendizaje funcional, cuida la organización del espacio, el tiempo y los recursos, aprovecha las rutinas y la vida cotidiana en el centro como fuente de recursos y situaciones, emplea el juego, mantiene un clima relacional y afectivo positivo en ambientes de seguridad y confianza, fomentan la interacción social como contexto de aprendizaje, anima la participación del alumnado e incluye en el aula rincones de trabajo y talleres de manipulación y experimentación.
Por otro lado, también cabe destacar brevemente la importancia de aplicar esta propuesta de una manera bilingüe. Se aprende en dos idiomas a la vez y se consolidan conocimientos de forma nativa, aprovechando todas las ventajas de esta metodología.
En conclusión, ponemos en alza esta propuesta educativa bilingüe innovadora, basada en la observación y experimentación, ideal para el desarrollo y que toma como base la importancia de aprender a ser felices.

Guarderías Almería
Captura de pantalla 2017-07-07 a las 13.14.29

Related posts

Leave a Reply